Saltar al contenido

Peeling Químico facial en casa

Es uno de los tratamientos más demandados en las clínicas de estética, y uno de los favoritos de las famosas y los dermatólogos. Pero ya no necesitamos acudir a una clínica. Hacer un peeling químico facial en casa es fácil y barato!

Hacer un peeling químico casero con ácido glicólico puro

Hacer un peeling químico en casa con kits preparados

Hasta hace poco era tan solo eso, un tratamiento de cabina, por el que había que pagar una cantidad no pequeña y acudir a un profesional de la cosmética para que nos dejara un aspecto más joven, atenuara arrugas, manchas y otras imperfecciones. La buena noticia es que ya no es exclusivo de estos centros. La popularidad y probada eficacia del ácido glicólico ha dado a luz a una nueva generación de alta cosmética casera. Ahora es posible obtener un resultado profesional, de cabina, desde la comodidad de tu casa!

peeling quimico acido glicolico puro

¿Qués es el peeling químico?

Se trata de un procedimiento de rejuvenecimiento facial mediante una exfoliación profunda de la piel, limitada y controlada. Ésta consiste en la eliminación de las capas superiores de la piel, sobretodo capas muertas y dañadas, revelando así la capa interna más reciente, joven y sana.  Estas capa está mejor estructurada, es recién nacida por así decir, por lo que es extra suaves y está libres de manchas e imperfecciones (siempre que las manchas no sean muy profundas, en cuyo caso se harán más procedimientos de peeling facial químico).

Como es de suponer, este poder no lo tiene cualquier activo y para ello es necesario un agente exfoliante químico como el ácido glicólico, uno de los más empleados en un tratamiento de este tipo. Es común usarlo en conjunción con otros ácidos como el ácido láctico, y resorcinol ácido salicílico. Estos tres constituyen el llamados peeling Jessner, muy recomendado para pieles grasas y con tendencia al acné.

¿Por qué hacerse un peeling químico de ácido glicólico?

A día de hoy existe una amplia variedad de peelings faciales químicos basados en distintos productos y ácidos, algunos más especializados que otros en algún tipo de afección, sin embargo es el ácido glicólico el que ha escalado puestos en el ranking dada su versatilidad y efectividad en prácticamente cualquier afección cutánea.  Veamos por qué:

  • El ácido glicólico es el más potente de los ácidos AHA y el más rápido en actuar.
  • Es eficaz en el tratamiento del acné, manchas oscuras y la decoloración de la piel.
  • Unifica el tono de la piel dándole una apariencia más joven, limpia y purificada.
  • Limpia profundamente los poros y elimina puntos negros.
  • Suaviza la piel de manera extraordinaria. Desapareciendo las rugosidades y asperezas.
  • Difumina las arrugas, sobretodo aquellas causadas por exposición solar. Tras un tratamiento de peeling facial con ácido glicólico, una vez recuperada la piel e incluso antes, podemos ya notar un ligero efecto filtro fotográfico en nuestra cara.
  • Hidrata profundamente y de manera visible. La piel adquiere un tono luminoso y una especie de efecto relleno que le da una apariencia más sana y rica.
  • Promueve la producción de colágeno manteniendo así un efecto antienvejecimiento sobre la cara.
  • Tiene un tiempo de recuperación corto y los efectos son visibles en muy poco tiempo. Esto depende de la concentración. En bajas concentraciones sus bondades se revelan ya al día siguiente.
peeling quimico rejuvenecimiento facial

Tipos de peeling químico

Un peeling bien hecho y con los productos adecuados generará indudablemente una piel rejuvenecida, con mejor textura y color, independientemente del tipo de exfoliación química que escojamos. Dependiendo de la profundidad del tratamiento obtendremos mejores resultados, aunque a mayor profundidad mayor tiempo de recuperación.

Peeling suave o superficial.

Elimina total o parcialmente la epidermis, la capa más superficial de la piel.

¿Qué efecto tiene esto? Unifica el tono. Atenúa finas marcas de expresión. Elimina marcas de acné. Los resultados son sutiles al principio pero aumentan con subsiguientes aplicaciones.

¿Con qué frecuencia se realiza? Este tipo de exfoliación se puede realizar una vez por semana durante un mes. Después pasaríamos a aplicarlo una vez cada dos semanas y en función de los resultados vamos bajando la frecuencia de uso hasta alcanzar un período de descanso, que convendría que fuera en primavera y verano.

¿Para quién está indicado? Para mujeres y hombres que comienzan a notar los primeros signos de envejecimiento, y para personas que sufren de acné leve o tono poco uniforme de la piel.

Peeling químico medio

Con él conseguimos atacar las capas más superficiales de la dermis, la capa por debajo de la epidermis.

¿Qué efecto tiene esto? Una piel notablemente más suave desde la primera aplicación. Marcas y machas más profundas irán desapareciendo con posteriores aplicaciones.

¿Con qué frecuencia se realiza? La frecuencia más óptima es cada dos o tres semanas, dependiendo de la recuperación que se observe, puesto que cada piel lo hace a un ritmo distinto. Y en función de los resultados buscados, ir realizando el peeling de manera más aplazada hasta conseguir los efectos deseados, o bien descansar llegada la primavera.

¿Para quién está indicado? Para personas en edades más avanzadas, con signos y marcas más acentuadas, o con problemas más graves de pigmentación y aspereza de la piel.

Peeling químico profundo

Es el que llega a las capas más profundas de la dermis

¿Qué efecto tiene esto? Las mejoras son tan drásticas como espectaculares. Elimina arrugas muy profundas, marcas permanentes de acné u otras enfermedades de la piel. Requiere mayor tiempo de recuperación, puede que incluso semanas.

¿Con qué frecuencia se realiza? Se realiza una sólo vez para obtener los resultados buscados. Este tipo de peeling se realiza bajo supervisión médica y en clínica.

¿Para quién está indicado? Para personas con envejecimiento facial muy marcado y avanzado, o para quien necesite una renovación completa de la piel por algún tipo de afección como puede ser un acné muy severo, o cualquier otra que genere una gran imperfección cutánea.

Cómo hacer un peeling químico facial en casa

peeling acido glicolico

Exceptuando el peeling químico profundo, es posible realizar un peeling facial casero suave o medio para tratar los primeros signos de deterioro facial, manchas, acné, finas arrugas e incluso las no tan finas.

La suavidad o profundidad del peeling depende de dos factores: concentración y tiempo de actuación. Si empleamos una concentración tirando a baja, pero lo dejamos actuar más tiempo, estaríamos realizando un peeling medio. Por esto una de las cosas que se deben controlar a la hora de realizar este tipo de exfoliaciones es el tiempo.

Peeling químico casero con ácido glicólico puro

En esta sección te explicaremos cómo hacer un peeling medio con tan solo ácido glicólico puro. Puro no significa que lo tengamos al 100%, pues normalmente vendrá concentrado entorno al 70% en una disolución sin más principios activos que el propio ácido.

Si nunca te has hecho una exfoliación química antes, empieza por un peeling medio al 35%. Si ya te lo has hecho más veces puedes emplear concentraciones más alta, sin pasarse del 50%.

Para diluir el ácido glicólico puro lo más óptimo es usar agua destilada. Se consigue a un precio muy barato en cualquier farmacia, y el bote nos durará prácticamente para siempre, ya que en cada aplicación usaremos unas pocas gotas.

Ingredientes

  • Ácido glicólico al  35% (o concentraciones mayores para diluir)
  • Agua destilada (si vas a emplear ácido con mayor concentración y necesitas diluir)
  • Bicarbonato de sodio
  • Agua fresca de grifo o natural

Ver más Soluciones de Ácido Glicólico

Herramientas

  • Pincel tipo abanico, o para mascarillas faciales.
  • Platillo pequeño o cuenco para salsas (que NO sea de metal)
  • Cuenco algo más grande para bicarbonato
  • Discos de algodón
  • Cronómetro
  • Un abanico (no es imprescindible)

Ver más pinceles

Preparación del ácido

Para todo un rostro nos bastará con emplear un total de 20 gotas de producto. La proporción de gotas dependerá de la concentración de ácido puro que tengamos. Si usamos uno al 35% pondremos directamente 20 gotas del mismo. Si usas ácido glicólico al 70%, para obtener una mezcla al 35% emplearemos mitad ácido y mitad agua. Por lo que para 20 gotas echaremos 10 gotas de ácido y 10 gotas de agua destilada.

Si tu concentración es distinta tendrás que hacer uso de una sencilla regla de tres, para cada 10 gotas de solución. Si el total son 20 como hemos dicho en este caso, habrá que multiplicar por 2 el resultado final.

formula mezcla peeling acido glicolico

Si el número de gotas que sale no es entero, podemos usar mililitros. La fórmula es la misma, teniendo en cuenta que la cantidad total de mililitros debe ser 20 ml.

Así, en función de la concentración usaremos tantas gotas o ml de ácido y agua:

  • Al 70% para conseguir al 35% 10 gotas de ácido glicólico + 10 gotas de agua destilada.
  • Al 50% para conseguir 35% 14 gotas de gotas de ácido glicólico + 6 gotas de agua destilada.

Las añadiremos en el pequeño cuenco o platillo y listo.

Preparación del neutralizador

El ácido actuará sobre nuestra piel un breve período de tiempo, por lo que para hacer que su efecto pare tendremos que usar una base, que es lo contrario a un ácido, y de esta manera juntos harán una mezcla neutra.

Para ello añadir dos cucharadas soperas de bicarbonato en un cuenco, con un poco de agua fría, lo justo para hacer una pasta líquida.

Procedimiento del peeling químico casero

  1. Limpia y desmaquilla bien la cara. Procura no dejar ningún resto de suciedad, y sécala bien.
  2. Aplica el ácido con el pincel abanico. Remueve un poco la mezcla con el pincel y ve aplicando sobre frente, mejillas, barbilla y finaliza sobre el resto del rostro evitando el contacto con ojos, labios y fosas de la nariz. Ten especial cuidado en las partes cercanas a estas zonas.
  3. Dejarlo actuar 2-3 minutos. Para ello prepara un cronómetro. Ten en cuenta que el ácido actúa desde que empiezas a aplicarlo, por lo que no tardes demasiado en hacerlo, resta algunos segundos a tu cuenta atrás o comienza por zonas de piel más gruesa, como mentón o entrecejo. Conforme pasa el tiempo notarás un ligero quemazón. Esto es normal. Cuando te hagas más peelings dejarás de notarlo. Usar un abanico para aliviar el picor. Es muy efectivo.
  4. Cuando termine el tiempo neutraliza el ácido mojando un disco de algodón en la mezcla del bicarbonato. Aplicalo cuidadosamente por todas las zonas, sin arrastrar, sobre presionando suavemente. Notarás un efecto burbujeante y quizá algo de escozor. También es normal y es una buena señal.
  5. Deja actual el neutralizador 1-2 minutos. A continuación retira todo con abundante agua fría. Cuando tengas la cara bien lavada sécala con papel de cocina sin restregar.
  6. Hidratar la piel. Para ello lo mejor es usar algún aceite como el de rosa mosqueta, argán, almendras, jojoba o similar. No emplees otros productos hasta el día siguiente.

Peeling químico en casa con productos preparados

En el mercado ya contamos con productos preparados y kits de peeling químico listos para hacer en casa. La desventaja que presentan es que la dosis ya viene ajustada y el número de veces que podemos hacerlo es más limitado en relación al precio. Además no se suelen presentar en grandes concentraciones. Están por lo tanto indicados para hacerse un peeling químico medio-suave.

Con lo cual si queremos ir subiendo la concentración, el mismo producto ya no nos vale. Eso sí, es una forma más cómoda y sencilla de hacernos una exfoliación como ésta, y en algunos casos no requiere , simplemente tendremos que seguir las instrucciones incluidas en el productos.

Precauciones y cosas a tener en cuenta

  • Haz una prueba de sensibilidad en el brazo con la misma mezcla al 35% durante 2 minutos. Si ves que en ese tiempo se pone rojo, es normal. Si observas rojez al cabo de unos pocos segundos, baja la concentración y vuelve a realizar la prueba.
  • Observa el efecto en un espejo mientras actúa el peeling. Si ves que alguna zona se está poniendo blanca o algún puntito blanco, aplica la mezcla neutralizadora con un bastoncillo para oídos.
  • Recuerda usar factor de protección solar alto, mínimo 50 SPF. Para no envejecer nuestra piel es recomendable usarlo todos los días, pero sin falta especialmente tras este tipo de tratamientos. Da igual si el día esta nublado o no vas a salir de casa, úsalo, pues la sola presencia de luz natural son rayos de sol difundidos por las nubes o por el cristal de las ventanas, y esto tiene efecto sobre nuestra piel, especialmente si está muy sensible.
  • Los primeros días la piel está tirante, puede que algo roja, e incluso puede que se empiece a pelar. Es normal. A los pocos días se pasará y notarás la piel extrasuave, limpia y renovada.
  • El mejor momento para realizar un peeling químico es por la tarde-noche. Cualquier momento en que ya no haya luz solar.
  • La frecuencia ideal de este tratamiento depende del efecto que quieras conseguir. En cada aplicación ir aumentando el tiempo de exposición. Por ejemplo, en la primera lo hacemos con 2 minutos, en la segunda 3 minutos, en la tercera aplicación la dejamos a 4 minutos, y así poco a poco subimos la exposición, llegando hasta los 5-6 minutos.
  • Pasados 4 peelings descansar dos o tres semanas. Después volver a hacer un peeling aumentando la concentración, o bien aplicando sólo cremas con ácido glicólico. Esto dependerá de nuestro objetivo.
  • Suspender el uso de retinol antes de realizar un peeling químico. Si usas retinol o productos con este activo, deberás esperar 24-48 horas desde la última aplicación para poder realizar el peeling.
  • Extremar la higiene. Al igual que con el factor de protección solar, es algo que siempre debemos hacer para cuidar nuestra piel. Sin embargo tras un peeling químico debemos tener esto más presente que nunca. Limpiar bien el rostro y no tocarlo con las manos si no es necesario.

Contraindicaciones de un peeling químico

No realices un peeling químico si tienes heridas sin sanar, granitos grandes activos, quemaduras, eccema, psoriasis activa, herpes o cualquier afección que esté activa. Espera a que se cure, cicatrice lo que tenga que cicatrizar, y entonces tu piel estará lista para un tratamiento de peeling químico.