Saltar al contenido

Ácido glicólico, el aliado para una piel perfecta

Seguramente ya conozcas este activo cosmético tan potente, pues ya es el segundo más buscado en la red, y de los tratamientos faciales, los basados en ácido glicólico tales como el peeling químico facial, son ya los terceros más realizados en España.

¿Qué es el Ácido Glicólico?

¿Para qué sirve el Ácido Glicólico?

¿Qué concentración de Ácido Glicólico usar?

Si aún no lo conoces has llegado a buen sitio para empezar a descubrir todas sus bondades. Sea cual sea tu necesidad, estamos seguros de que te ayudará enormemente, pues se dice que es una sustancia todoterreno. Tiene gran poder antiarrugas, antimanchas, regenerador, exfoliante, antiacné, hidratante, limpiador, reductor de poros,… y seguro que nos dejamos alguno más.

Consigue una piel de porcelana gracias al ácido glicólico

Uno de sus puntos fuertes es la rapidez con la que actúa y con la que se consiguen ver los efectos. Por ejemplo, para una piel con acné leve, aplicando una crema de ácido glicólico es posible ver una significativa reducción del acné y mejora general del rostro ya en el segundo día. En el primer día ya se puede observar una piel más luminosa y limpia. Para muchas personas con esta afección, este activo ha supuesto ser el remedio definitivo.

¿Qué es el Ácido Glicólico?

Es uno de los llamados alfa hidroxiácidos, también conocidos como los AHA en el mundo de la cosmética. Es el más potente de ellos y proviene de la caña de azúcar o de ácidos de frutas.

Sus bondades se deben en gran parte a que tiene un peso molecular más pequeño en comparación con otros ácidos ¿qué ventajas le confiere esto? le permite penetrar las capas más profundas de la piel de manera extraordinariamente rápida.

Por esto, como ya decíamos, es el activo antiedad que más rápido actúa. Penetra en todas las capas de la piel dando como resultado un cutis más fino, más difuminado y con mejor tono. Efecto photoshop para nuestra cara! Gracias a esto se ha convertido en el ingrediente cosmético estrella de muchas cremas, serums, exfoliantes, tratamientos antiacné y despigmentantes.

¿Cómo actúa el ácido glicólico?

La clave está en la regeneración de la piel. Nuestra piel está constantemente renovándose. Su ciclo de renovación dura aproximadamente 28 días, pero se alarga con el paso del tiempo, provocando el temido envejecimiento facial, rostro apagado, seco y con manchas que no se van. Este ciclo de renovación y regeneración se acorta considerablemente con el ácido glicólico. Este separa las células que están muy unidas favoreciendo que se renueven y aparezcan nuevas células en su lugar.

Acido glicolico liposomado sesderma
El ácido glicólico liposomado viene encapsulado en liposomas, lo cual hace que penetre aún más rápido en las piel

¿Para qué sirve el ácido glicólico y qué beneficios tiene?

Antes que nada, para obtener todos sus beneficios y no dañar tu piel, es extremadamente necesario que no olvides usar, bajo ningún concepto, una crema de protección solar de alto SPF, preferiblemente de factor 50, ya que durará más y no tendrás que acordarte de renovarla.

Dicho esto, llegamos a la mejor parte. El ácido glicólico sirve para prácticamente cualquier afección o necesidad de la piel, y tiene multitud de beneficios y propiedades para nuestro preciado rostro.

  • Antiarrugas. Potencia el rejuvenecimiento de la piel gracias a su efecto exfoliante y regenerador del colágeno. Recupera la firmeza, rellena finas líneas de expresión, ilumina el rostro y afina la granulosidad de la piel.
  • Antiacné. Al ser un AHA tiene poder antibacteriano evitando que los microorganismos proliferen y provoquen esas molestas imperfecciones. Pero no sólo lo previene sino que el efecto exfoliante y regenerador favorece la rápida desaparición del acné ya presente, secando los granitos en cuestión de horas y regenerando rápidamente la piel de su alrededor disminuyendo la marca.
  • Antimanchas. Su efecto peeling ayuda a difuminar manchas y, de manera progresiva, a borrarlas y a unificar el tono de la piel. Borra estrías, marcas y cicatrices. Tener una piel de porcelana con este ácido es posible!
  • Hidratante. El ácido glicólico tiene un alto poder de retención del agua. Al ser capaz de llegar a las células más internas de nuestra piel, conseguimos una hidratación profunda. Y este es uno de los primeros beneficios que notamos cuando aplicamos este milagroso ingrediente en nuestra piel. En seguida la notamos más luminosa, más llena y con un aspecto más saludable.
  • Ácido glicólico para el cabello. Un uso muy poco conocido del ácido glicólico aunque muy interesante. Sus beneficios para el cabello han sido descubiertos hace relativamente poco en occidente, dado que en Asia ya se viene usando desde hace tiempo. Pinta como uno de los ingredientes novedosos en tratamientos contra la pérdida de brillo capilar. Protege y repara los daños producidos por los tratamientos térmicos, refuerza la queratina y aporta elasticidad e hidratación. 

¿Qué concentración de ácido glicólico usar?

La concentración es un factor muy importante, pues no olvidemos que es un ácido, y concentraciones altas pueden irritar nuestra piel y provocar quemaduras.

Si nunca has usado productos basados en ácido glicólico antes, recomendamos empezar por las concentraciones más bajas, 4-7%.  Cada rango de concentración tiene una aplicación y un efecto distinto.

Lo recomendable es una aplicación progresiva, de tal modo que podamos acostumbrar a nuestra piel al ácido sin que le provoque irritaciones y descamaciones. A medida que se adapta podremos aplicar una concentración mayor hasta alcanzar aquella que exijan nuestras necesidades.

En la siguiente lista te explicamos las distintas concentración y sus usos:

  • Ácido glicólico al 4-7%. Produce una exfoliación suave. Es la concentración más empleada en tratamientos de acné. Se suele usar en formato crema para uso diario.
  • Ácido glicólico al 6-12%.  Para tratar signos de envejecimiento, prevenirlo a largo plazo, aportar luminosidad y afinar la textura de la piel. Cuando el acné es más acentuado, este rango de concentraciones también es el más indicado.
  • Ácido glicólico 12-20%. Estas concentraciones se usan para el mismo fin que el anterior pero cambia el formato y la frecuencia. Suele presentarse en serums para aplicar una vez a la semana.
  • Concentraciones por encima del 20%, se usan en tratamientos médicos o dermatológicos. Para casos severos de acné, hiperpigmentación, o como peeling químico para una regeneración drástica de la piel.
acido glicolico como usarlo
El ácido glicólico al 70% se usa para diluir en agua y con ello se realiza un peeling químico profesional

Los tratamientos con concentraciones altas (20-30%) suelen llevar una menor frecuencia de aplicación, y a veces nos puede rentar más usar concentraciones menores pero con más frecuencia, sobretodo si no tenemos tiempo de reposo disponible, pues un peeling químico facial al 25% o más, puede dejar la piel excesivamente sensible para ser expuesta durante los próximos 2 días, y nos convendría hacerlo un fin de semana o cuando no necesitemos salir de casa por lo menos un día. Eso sí, el beneficio que obtendremos valdrá la pena, pues cuando pase este efecto secundario empezaremos a disfrutar de un rostro de bebé.